sábado, 9 de febrero de 2013

Discos - Jeff Lynne - "Long wave" (2012)


Long Wave es el titulo del segundo album del cantante Ingles Jeff Lynne donde las canciones "At Last" y "Mercy Mercy" son los primeros singles.
Como no puede ser de otra manera, el álbum está primorosamente producido en general... las guitarras suenan perfectas, elegidas con cuidado y elegancia, ejecutadas con maestría y talento y los arreglos de teclados son discretos pero efectivos; recuerdan mucho a sus producciones de los noventa. No puede decirse lo mismo de la percusión. Jeff Lynne es un batería modesto, y eso se nota en el resultado final. Pienso que estas canciones necesitan más dinámicas, más flexibilidad y más recursos estilísticos. Y en cuanto a la voz, Lynne ha cuidado su garganta, desde luego, y aunque no haya elegido temas demasiado exigentes con la tesitura vocal, todavía mantiene su personalidad y su talento, algo envidiable después de tantos años cantando.
Long Wave es un disco repleto de momentos preciosos. Su primer corte, y sin duda el mejor del álbum, es una adaptación del She de Aznavour, en la que Lynne recupera lo mejor de sí mismo y lo utiliza para recrear magistralmente esta bella canción con sensibilidad y un gusto exquisitos, con energía pero con contención, y tiene unas armonías corales simplemente geniales. Una de las mejores versiones que he escuchado de este gran clásico. If I Loved You es otro hermoso tema que permite comprender el porqué de la música de este compositor y productor. Sus cambios de acordes, sus armonías, su tono melancólico... son ingredientes que permiten a Lynne expresarse con naturalidad, como pez en el agua. No sorprende en absoluto que haya escogido este tema de Rodgers y Hammerstein pues utiliza el lenguaje que ha encandilado durante años a los seguidores de Lynne. Además, saca del desván sus genuinos arreglos de teclado que tanto encanto han dado a sus producciones, qué alivio.
So Sad (To Watch Good Love Go Bad) es un clásico de Don Everly, el mismo de los Everly Brothers, célebre dúo norteamericano, muy influyentes también no sólo en la música de Lynne, sino también en otras bandas como The Beatles, The Eagles o The Beach Boys; es interesante destacar que esta influencia converge en Lynne por partida doble cuando escuchamos esta canción, pues también se aprecia en esta adaptación la influencia de Lennon y MacCartney, especialmente en la parte vocal. El toque country y el suave vibrato de la guitarra eléctrica hacen que este tema conserve su aroma clásico. Mercy Mercy, el siguiente corte, fue elegido con acierto como adelanto al álbum. El tema de Don Covay da pie a Lynne para una adaptación fresca, más bien desinhibida, con un espíritu clásico muy marcado, deliciosos cambios de acorde, gran instrumentación y cuidados detalles, balance perfecto en el resultado global. El tour de force vocal está en el siguiente tema: Running Scared, de uno de los cantantes y músicos más admirados por el propio Lynne, pues hay que tener valor para versionar a Roy Orbison. Lynne siempre manifestó que Orbison era el mejor cantante de la historia del rock, acercándose a él con modestia, aunque Lynne no está tan lejos de las aptitudes vocales de Orbison, saliendo del paso airosamente. Por lo demás, mantiene la estructura de la canción, simplemente revisándola hacia un sonido más actual.
Bewitched, Bothered and Bewildered es para mí otro de los platos fuertes del álbum. Es un precioso tema de Rodgers y Hart, con una introducción que te atrapa y un aire tristón que lo hace muy atractivo... las cuerdas, los coros, las guitarras suaves, el piano, todo crea una atmósfera llena de encanto; Smile, un clásico de Chaplin, Turner y Parsons, suena maravillosamente en manos de Lynne (personalmente, me gusta más la versión de Franco Battiato, pero esa es otra historia). Es innegable que el inglés ha conseguido dotar a un tema de tiempo lento de viveza y ritmo, tiene un sonido compacto muy atractivo que nos recuerda en todo momento que estamos escuchando una obra de uno de los grandes... Sigue At Last, y agradezco a Lynne la inclusión de este precioso tema, uno de mis favoritos de todos los tiempos, escrito por Gordon y Warren a comienzos de los cuarenta pero sobre todo popularizado por Etta James en 1.960. Recuerda mucho a las adaptaciones que hizo de September Song y Stormy Weather que el propio Lynne publicó en Armchair Theatre. Sí me sorprendió, en cambio, que incluyera Love is a Many Splendored Thing. Cuando se anticipó el contenido de este álbum no hace mucho, no era capaz de imaginarme qué demonios habría hecho con una canción tan ñoña y melosa, seamos sinceros. Pero ha sabido sacar a esta canción de esa atmósfera cheesy e insuflarla vida, cantandola a su estilo - con sus buenos falsetes - y recuperando esta vieja gloria, recordándonos que, a pesar de todo, esta canción tiene una melodía realmente notable.
En Let it Rock, otro clásico de Chuck Berry, simplemente realiza una instrumentación correcta. Seguramente el rock de los cincuenta sea uno de los estilos más rígidos y menos dados a la improvisación, al menos en cuanto a su estructura y acordes (hecho que motivó la ruptura del beat británico, sacando al mundo del sopor del rock clásico). El último tema de la edición europea es tal vez el menos afortunado, ya que Beyond the Sea, bonito tema escrito por Lawrence y Trénet no es apto para una versión, al menos tal y como Jeff Lynne nos la propone. No acabo de ver el truco a esta versión, para mí un tanto forzada, que no adapta con gracia - como hizo en Love is a Many... - y que no parece llevar a ninguna parte. Lástima, creo que es un punto débil en Long Wave.
Por fin Lynne vuelve, y más fiel que nunca a su estilo y a sus raíces, y esto es de agradecer.
Este es el tracklist del album:
01. She (Charles Aznavour, Herbert Kretzmer)
02. If I Loved You (Richard Rodgers, Oscar Hammerstein)
03. So Sad (To Watch Good Love Go Bad) (Don Everly)
04. Mercy, Mercy (Don Covay, Ronald Dean Miller)
05. Running Scared (Roy Orbison, Joe Melson)
06. Bewitched, Bothered and Bewildered (Richard Rodgers, Lorenz Hart)
07. Smile (Charlie Chaplin, John Turner, Geoffrey Parsons)
08. At Last (Mack Gordon, Harry Warren)
09. Love Is a Many-Splendored Thing (Sammy Fain, Paul Francis Webster)
10. Let It Rock (Chuck Berry)
11. Beyond the Sea (Jack Lawrence, Charles Trénet)

Fuente: Música para el bunker.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada