sábado, 26 de enero de 2013

Discos - Led Zeppelin - Led Zeppelin IV (1971)


El cuarto álbum de la banda Led Zeppelin, el cual no tiene título, es conocido principalmente como Led Zeppelin IV, para mantener la numeración de sus álbumes anteriores, aunque también recibe otros nombres: Zoso, Runes, Four Symbols, Four, Sticks o incluso Unnamed.
La reacción al tercer disco de Led Zeppelin no fue la esperada. La crítica esperaba un sonido más duro, y los fans reclamaban que el grupo siguiera el estilo marcado en el Led Zeppelin II. Algunos incluso intentaron minar la reputación del grupo, acusándolos de ser solo músicos famosos. Ante esto, la respuesta del grupo fue bastante airada:
"Acabamos hartos de las reacciones sobre el tercer álbum, de la gente diciendo que solamente éramos un montaje. Así que dijimos: '¡Saquemos un álbum sin título!' De ese modo, a la gente le gustaría o nada". Page
El resultado superó las expectativas. Para muchos fans y para parte de la crítica, el cuarto álbum es el mejor de Led Zeppelin.
Fue lanzado al mercado en 1971 y vendió quince millones de copias en poco tiempo, estableciendo al grupo como una de las bandas más importantes de la década. Con el tiempo, ha llegado a vender veintidós millones de copias, siendo el álbum más vendido de la banda y convirtiéndose a su vez en el segundo álbum más vendido de los años 1970, sólo por detrás de The Wall, y en uno de los más vendidos de todos los tiempos, ocupando la cuarta posición en el ranking de los álbumes más vendidos de la historia según la RIAA (Recording Industry Association of America).
El álbum incluye temas como "Rock And Roll", "Black Dog", "When the Levee Breaks" y sobre todo "Stairway To Heaven".
A 42 años de esta joya sonora, ocho músicos locales hablaron para Rolling Stone Argentina sobre las ocho canciones del material que marcó un antes y un después en el mundo del rock.
No se puede decir que la perfección sonora no existe. No después de haber escuchado Led Zeppelin IV. En su cuarto disco, Robert Plant, Jimmy Page, John Paul Jones y John Bonham alcanzaron el punto más alto de sus carreras. Lanzado el 8 de noviembre de 1971, el álbum que incluye piezas fundamentales de la historia del rock, una gran variedad de sonidos, y en el que sobresale la legendaria "Stairway to Heaven", era identificado con distintos nombres: Zoso, Four Symbols (por los cuatro símbolos que aparecían en el diseño del disco) y Runes.

A cuatro décadas de esta joya sonora, ocho músicos locales hablan sobre las ocho canciones del material que marcó un antes y un después en el mundo del rock.
 "Black Dog" por Andrea Álvarez
"Ya cuando empieza no la podés creer. Es de esos temas que se estudiaban. Entra Plant con la línea melódica y el Bonzo amaga con una idea rítmica para hacerte 'ooole' e ir a la mitad despistándonos a todos. Eso produce un efecto que me vuelve loca y después ya cuando el riff se da vuelta con el ritmo me dan ganas de agarrarme de los pelos y saltar por la ventana. Bonham era un punto de partida para todo: manera de encarar las canciones, de tocar cualquier tipo de ritmo y creador de fills. En los 70 se hacían las cosas por primera vez, se tocaban ideas por primera vez y después todo salió de eso. En la batería específicamente casi todo el rock sale de acá, del Bonzo. En este tema, Bonham ya encara totalmente diferente y sofisticado, el segundo groove es buenísimo cuando desemboca en el ride y los toms y en el tercer groove que empieza con el tambor ya se declara 'el mejor batero de rock' ¡y pasó sólo una canción!".
"Rock And Roll" por Gabriel Pedernera (baterista de Eruca Sativa)
"Es impresionante. Muy llena de energía, muy bien lograda compositiva e interpretativamente y con una producción y un audio tremendo. Esta canción es El Rock. Tiene una estructura increíble, es muy contundente. Tiene mucho swing, las guitarras son asesinas, y ni hablar del solo; y la toma de voz es excelente por donde la mires. Tiene un piano agregado, que lo tocó Ian Stewart, muy característico de un segmento de la canción, llegando al final, última estrofa. Se nota que los cuatro estaban prendidos fuego en el momento de grabarla. Eso sale por los parlantes: fuego. La batería me parte la cabeza, una y mil veces. La performance de Bonham en este tema es gloriosa. Desde la intro, que es tan confusa como efectiva. Nunca sabés dónde va a entrar, hasta que le agarrás la mano, hasta el final con ese mini solo alucinante, que es tan característico de este baterista. Es una obra maestra. Creo que lo que hizo John Bonham fue mostrarnos todo un mundo desconocido hasta ese entonces. Para mi es el baterista de rock más grande de todos los tiempos".
"The Battle Of Evermore" por Ale Kurz (cantante de El Bordo)
"Es la única canción en la historia del grupo donde hay un vocalista invitado: la cantante Sandy Denny. Es un tema que tranquilamente podría haber estado en Zeppelin III porque corresponde a esa misma faceta acústica: más etérea, más folk. La mandolina le da un toque étnico que, junto a esos coros fantasmales y a las voces con delay, crean una atmósfera muy intensa. La temática de la letra está relacionada con lecturas místicas, ocultismo, a esa famosa afición por Aleister Crowley y Tolkien. Son muchas las historias sobre la relación, en especial de Jimmy Page, con la magia negra. De hecho vivió muchos años en una casa que alguna vez fue de Crowley. Plant no sólo tenía un registro altísimo, sino que era muy versátil: podía rockear y también bajar decibeles, como en un tema acústico como este".
"Stairway To Heaven" por Daniel Raffo
"Me parece una canción perfecta. Si bien no cautiva al comienzo, es interesante y las partes que se van añadiendo hasta llegar al solo histórico que tiene. Es como que te van dando ganas de oír lo que sigue, como decir.. 'uhh a ver... uhh a ver...'. Lo que viene luego es un bellísimo: solo de guitarra acompañado por una solidez rítmica soberbia que va creciendo hasta llegar nuevamente la voz, los contrapuntos rítmicos y terminar como la calma luego de la tormenta y ahí es donde te das cuenta que cada parte fue magistralmente puesta. Aquí se ve claramente que Jimmy Page es un guitarrista de raíces en el Blues, es un solo en LA menor con los fraseos propios de ése género que terminó registrando en esa toma; algo que hasta se canta cuando ya la escuchaste mil veces porque te invita a hacerlo. Page fue el principal responsable de pasar los elementos de la guitarra de blues al rock con todos los condimentos".
"Misty Mountain Hop" por Sergio Berdichevsky (guitarrista de Ian y Nativo, ex Rata Blanca)
"TEMAZOOOOOOO, todo me llama la atención en esta banda. ¡La bata! Faaaaaaaaaa!!! ¿Cómo sonaba así? ¿De dónde la sacó? Qué manera rara de tocar. Las voces en armonía todo el tiempo, los gritos, el sonido y los efectos. Las guitarras también, con violas dobladas en armonía en el solo, el riff junto con el piano, los yeites, una catarata de ideas! El riff con esa estiradita que hace, las dobladas, el solo, los arreglos, el sonido, todo una genialidad. En esa época era transgresor, raro, distinto, novedoso. Nadie entendía nada. Yo estudiaba guitarra y mi profe me enseñaba acordes de folclore y cuando llegaba a mi casa y escuchaba esto pensaba que él tocaba otro instrumento del que yo estaba estudiando porque era imposible con la info que yo tenía, a nivel musical tocar, sacar esos sonidos que escuchaba en el disco. Jimmy es uno de los violeros más grosos de la historia del rock sin dudas, super creativo, innovador, talentoso, con buen gusto, compositor, y maestro. Sí maestro, porque su estilo es una escuela, eso es lo que creo que es un violero que hizo una escuela. Es como si fuera AP/DP: antes de Page/después de Page".
"Four Sticks" por Vitico
"Es un tema excelente y demuestra el interés de Jimmy Page por incursionar dentro de instrumentos de percusión hindú, interesándose por diversas corrientes esotéricas. No olvidemos que se compró la casa de Aleister Crowley, brujo mayor de Inglaterra para algunos, una especie de Marqués de Sade para otros. Cuando Jimmy Page vino al país y vio que en el obelisco desembocaban más de cinco avenidas realizó frente a él rituales ancestrales. El bajo buenísimo como todo lo de Led Zeppelin en grabación. Estoy diciendo que John Paul Jones es un gran bajista y en este tema además toca un melotrón que cambia absolutamente todo, transformándolo casi en música de película".
"Going To California" por Ike Parodi (cantante de Vudú)
"Es una balada hermosa que nos muestra la espiritualidad y sensibilidad que se sentía en esos momentos. Plant me parece muy sutil, melancólicamente dulce en esta canción. Zeppelin IV es la esencia del rock de los setentas, una patada al pecho cuando lo escuchás por primera vez. Un disco al que no le sobra ni le falta nada, tiene rock visceral, composiciones super elaboradas, magistrales, blues, melancolía, misticismo, psicodelia y un sonido excelente, atronador. Se nota que estaban volando alto, musicalmente hablando por supuesto".
"When The Levee Breaks" por Ricardo Tapia (La Mississippi)
"Si bien es un tema que tiene un sonido blues power inglés en su exterior, hay que notar ciertas características sonoras que los llevan de paseo por otros lugares. La melodía de Plant es bastante oriental, con una cadencia muy relajada en contraste con el poder de la canción, con toques de música india americana, celta, y a la vez un pulso que liga soul y rock de una manera hipnótica, con un riff de remate característico de Page. Ni hablar de la base, como siempre los dos monstruos dando en batería y bajo un pulso indestructible. Es blues, pero es el blues que vendría después, el progresivo, el de vanguardia. En definitiva, un disco que colocó sin dudas a Zeppelin en el lugar que ocupa en la historia: la banda de rock, junto con los Beatles y los Stones, más influyente del género".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada