viernes, 27 de abril de 2012

Novedades - Dr. John - "Locked Down" (2012)


Una ciudad, que como sucede en Nueva Orleáns, celebra sus funerales a ritmo de jazz, es una prueba irrefutable de la cercana relación que vive dicha localidad con la música. No es extraño por lo tanto que sea cuna de una multitud de intérpretes y, lo más llamativo de todo, de un sonido o estilo muy particular, herencia de las diferentes culturas que allí conviven.
 Dr. John (Mac Rebennack) es posiblemente el representante más característico de esa zona. Son ya más de cuarenta años creando discos bajo una personalidad muy específica, basada en esa batidora musical donde entra el jazz, soul, funk o blues y es presentada con un aroma pantanoso y misterioso, un efecto que todavía se incrementa debido al aspecto que suele adoptar el músico (basta con echar un vistazo a la portada de este último trabajo), a medio camino entre un gurú y chamán.

 Para su nuevo disco, “Locked Down”, ha contado con Dan Auerbach (líder de The Black Keys) para la producción (también interviene en otras tareas instrumentales). Un trabajo muy bien realizado que consigue controlar  a la perfección la utilización masiva de capas musicales, dando forma a una ambientación totalmente reconocible en el músico de Nueva Orleans. Un hecho, el de dicha colaboración, que metafóricamente puede ser vista como la unión de dos generaciones diferentes (la banda de la que se ha rodeado también está compuesta por gente joven) a la hora de (re)interpretar la música negra.
 Estamos ante un álbum que recupera la atmósfera clásica de Dr. John, y aunque nunca en verdad ha desaparecido de sus composiciones, en esta ocasión hay una revisitación a sus primeras épocas más misteriosas y sombrías. Además sigue patente un tono irreverente y reivindicativo, que de alguna manera siempre ha estado presente, pero que desde los dramáticos acontecimientos que vivió la zona con las inundaciones se ha hecho más obvio.
 El espíritu del músico norteamericano se ve claro desde el primer tema, que da nombre al disco, y donde se manifiesta ese sonido denso y pantanoso con una instrumentación vibrante y actual, fundido esta vez con un soul bailable que deja clara la impronta del componente de The Black Keys. Ese sonido “moderno” se filtra en “Ice Age”, una mirada apocalíptica sobre el presente y que suena como un Captain Beefheart actualizado, mezclando fraseos casi rapeados con otros más melódicos. “Revolution”, oto canto pesimista sobre la situación del mundo (“Land as a justice, death is the power”), se mueve a ritmo Motown pero pasado por un filtro de lo más oscuro y repleto de matices sonoros.

 “Kingdom of Izzness” y “o” suponen los dos momentos, sobre todo la segunda, donde el funk se impone con mayor nitidez en una explosión de groove. Un terreno en el que el músico se mueve con total soltura. El blues, que ya asomaba en las anteriores composiciones, se hará  paso tanto en “You Lie”, en esta ocasión rodeado de un sin fin de instrumentación donde lleva el peso, junto a la guitarra, una sección de metales, como en “Big Shot”, con aires cabareteros que sumados al tono de voz del “doctor” hace asomar ecos de Tom Waits.

 Los dos temas que cierran el álbum se acercan de manera muy clara al soul, “My Children, My Angels” se trata de un medio tiempo interpretado desde una óptica reflexiva y emotiva mientras que en “God’s sure Good” recurre a un desbordante gospel, con su coro incorporado.
 Dr. John crea con “Locked Down” otro capítulo de su personalísima forma de entender la música negra y no solo eso, sino que es capaz de regresar a sus momentos más brillantes pero, con la ayuda de Dan Auerbach, situándolos en los tiempos actuales y seguir sonando radical y genuino como casi ninguno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada